El gran guitarrista británico Chris Lee actúa en el Festival Badia de Portmany, acompañado de la banda The Mojo Stand, tras años de ausencia

Este sábado, 20 de agosto, a partir de las 20,30 horas, el Festival Badia de Portmany ofrece uno de los carteles más atractivos del verano, gracias a la inesperada presencia en la isla de uno de sus más históricos cantantes y guitarristas: el británico Chris Lee. Este músico virtuoso, que toca la guitarra al estilo de Jimi Hendrix y Stevie Ray Vaughn, fue muy popular en los bares de Sant Antoni y otros escenarios de la isla, desde los años 90 hasta mediados de la década pasada, cuando se mudó nuevamente a Inglaterra. Todos los que frecuentaron las calles del West End en los noventa se acordarán de él por su maestría a la guitarra y el aspecto de indio siux que lucía en el escenario. Le acompañará la banda The Mojo Stand, formada para la ocasión por el mítico bajista Dennis Herman, el potente teclista Johnny Hocking y el enérgico batería Javier Roig, con la que ofrecerá un repertorio de clásicos del blues y el rock and roll.

Como es habitual en este festival, los asistentes también disfrutarán de la posibilidad de conocer de primera mano la biodiversidad de la bahía de Portmany y su entorno. También vuelven los food trucks de Fun & Trucks, con comida callejera del mundo, y dos impactantes exposiciones de fotografía siguen en exhibición: ‘Road to Synesthesia’, con imágenes de conciertos de Joan F. Ribas, y ‘Biodiversitat a la Badia de Portmany i els Illots de Ponent’, una muestra digital de varios autores que podrá contemplarse a través de pantallas instaladas en el exterior del recinto.

Chris Lee ha pasado varias décadas tocando en los escenarios ibicencos, pero también ha actuado en lugares tan dispares como Múnich, Japón, Los Ángeles o Inglaterra, y ha compartido tablas con artistas consagrados, como Jimmy Page, Robert Taylor, Ron Wood, Eric Burdon o Javier Vargas. Durante su etapa en Ibiza, pudimos verle con Blues Dave, Jon Michell, Norberto Rodríguez, Esteban Cabezos, Victor Gressely o Dennis Herman y, en sus últimos años en la isla, con la banda Putumayo Project, impulsada por el popular cantante holandés ya fallecido, Rick DeVito.

Dennis Herman, el bajista y productor musical norteamericano que lleva afincado en la isla desde los años setenta, le acompañará al bajo. Herman actúa regularmente con multitud de grupos de la isla, como The Moonshine Band o Bluesmàfia, y fue director técnico de los famosos Estudios Mediterráneo de Sant Llorenç, donde produjo discos para Judas Priest, Obús, La Frontera, Loquillo y muchos otros. El teclista y compositor británico Johnny Hocking, que también actúa en bandas como Bluesmàfia, vive en la isla desde los ochenta y comenzó en su país, tocando en formaciones como Brewers Droop, precursora de Dire Straits, junto a Mark Knopfler. También ha compuesto multitud de temas para las fiestas de Manumission y ha sido director musical de The Drifters. El ibicenco Javier Roig, por su parte, se diplomó en batería en el Berklee College of Music (Boston) y ha tocado con muchos grupos de la isla, como Stone Corners, Kin Blau, Sa Talaia, Ibiza Jazz Big Band, Rels, The Soul Family Orchestra o Putumayo Project, donde coincidió casi diez años con Chris Lee. Actualmente actúa con Fuel Pressure Regulator y Alamar.

Como es habitual en el festival, los minutos de descanso entre los dos pases de la actuación musical se aprovecharán para ofrecer información sobre cuestiones ambientales, la riqueza biológica de la bahía y su entorno y los peligros que la amenazan. En esta ocasión, participará Eva García de Equipo 9 Tragsatec, una empresa que realiza trabajos de seguimiento de los espacios marinos protegidos, y hablará sobre la posidonia.

La exposición ‘Biodiversitat a la Badia de Portmany i els Illots de Ponent’, por su parte, va acompañada del siguiente eslogan: “No es pot cuidar el que no s’estima, no es pot estimar el que no es coneix”. Pretende concienciar sobre la importancia de los ecosistemas y la biodiversidad que alberga la bahía y la necesidad de protegerlos. La componen docenas de fotografías tomadas por diversos autores y se proyectarán mediante tres pantallas repartidas por distintas zonas del recinto cultural. Esta muestra ha podido celebrarse gracias a la colaboración de la Associació de Fotografia de Natura de les Illes Balears (Afonib), Lupita Faet y Arenal Diving, que han cedido un material fotográfico de extraordinaria calidad.

Por su parte, la exposición de fotografía musical ‘Road to Synesthesia’, de Joan F. Ribas, incluye más de 40 imágenes de gran formato tomadas en conciertos en la isla y fuera de ella, que reflejan la fuerza y la energía del directo, con comentarios de los artistas que protagonizan las imágenes. Permanecerá abierta hasta el 11 de septiembre.